lunes, 13 de noviembre de 2017

Bueno cerebro, yo no te agrado, tu no me agradas....


Los fines de semana son los mas difíciles. A veces no tolero estar en casa solo, otras quiero dormir todo el día y no ver a nadie. Supongo que es así, hasta que te acostumbras. Y si no me acostumbro?

Creo que mi principal miedo en el momento que decidimos separarnos fue ese. Quedarme solo, literalmente solo, en casa. Y aquí estoy, solo, desahogándome acá, lo que considero un comienzo.

La verdad, que lo que sentí en esos últimos días fue muy feo. No se como describirlo, fue un dolor profundo, casi físico diría. Siempre tuve la impresión que llorar aliviaba las penas, que con eso te sentías mejor. No es el caso. Llorar simplemente me sirve para no explotar y ni eso. El fin de semana pasado amanecí destruido. Nauseas, dolor en todo el cuerpo. El hígado? gripe?. Todo el finde así. Me sentía tan para el orto que no fui a laburar el lunes, preferí quedarme, dormir e ir al médico. El electro salio bien, los análisis también. Apenas una leve anemia, resultado de no haber comido algunos días supongo. Eso es de los nervios, es todo de lo mismo, me decían.

Leí un articulo sobre los corazones rotos. Muy fiel a mi estilo, era un articulo científico, si se quiere. En el habla sobre los síntomas de un corazón roto, mas específicamente de la gente que experimenta una ruptura de una relación. En particular, del lado que es dejado. En mi caso, no fue tan así. Pero se siente muy parecido, porque en lo personal siento eso.
En el articulo hablan de varios estudios, con gente en esa situación. Gente pasando por el momento mas duro, triste, en medio del duelo. Les hicieron tomografías y estudiaron que regiones del cerebro se activaban.

Resulta que son las mismas regiones que se activan en las primeras etapas del enamoramiento. Cuando conoces a alguien y la relación recién empieza. Pero si ese es el mejor momento, como puede ser que sean las mismas que el peor momento?

Resulta, que el cerebro experimenta los mismos cambios, pero a la inversa. A que va todo esto?. A lo que decía sobre el dolor físico que sentí.  Los estudios que les hicieron a  personas que estaban atravesando una ruptura, mostraban actividad cerebral en las regiones del cerebro que controlan el estrés y el dolor físico. Ese dolor profundo, en el pecho, que casi podía tocar. Ese mismo.

"Las rupturas duelen porque activan sistemas relacionados con como conectamos con otras personas. Cuando vivimos algún tipo de separación, estos sistemas nos hacen esforzarnos para acercarnos de nuevo a esa persona"


Dicho todo esto, mañana arranco la psicóloga y mi única expectativa es que me de las herramientas que no encuentro por mi mismo para sentirme mejor. Seguramente afloraran muchas cosas mas, no solo este tema. No me gusta revolver y escarbar para sacar toda esa mierda que duele, pero supongo que no queda otra. Necesito que mi cerebro vuelva a la normalidad, necesito sanar, de nuevo. Volver a empezar.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Hoy

Veo que ya nadie escribe, que no hay actividad desde el año pasado. Supongo que el boom del blog ya fue. Como cambian las cosas con el tiempo. Uno nunca termina de saber si fue para bien o para mal, simplemente cambian.

Escribí un post largo pero por alguna razón esto no se guardó. En otro momento me hubiera frustrado y hubiera tratado de recordar que puse y volverlo a subir. Pero saben que? Lo mas importante es que lo escribí, no que no lo publique.

Hoy estoy solo, te extraño.