lunes, 29 de marzo de 2010

Una mas y van....

Es bastante tarde, o temprano, como lo quieran ver. Estoy viendo una película en la compu. Generalmente antes de bajar la película me fijo en los comentarios, veo el trailer o leo la sinopsis para saber mas o menos si vale la pena. Esta la descargué sin nada de eso previo, simplemente me jugué por la portada y el titulo. 

Se trata de la vida de una actriz amateur, por así decirlo. Ella esta ensayando para una obra de teatro. Esta casada con un músico, y tiene una hermana fotógrafa.

Bastante mala al película en mi opinión, pero quizás para alguno de ustedes esté buena, no se. Bueno la cuestión es que mirando la película, como no podía ser de otra manera, la innombrable se apareció en mi cabeza otra vez.

Es frustrante ya. Que me hizo acordar a ella?. Una escena cerca del final, donde el marido, el músico, esta leyendo un libro en voz alta, con ella sentada a su lado en el piso. El lee como si estuviera leyendo para toda una audiencia que lo escucha atentamente, como recitando un poema. Ella no escucha ni una palabra de lo que el lee. Esta perdida mirándolo. Lo mira como si estuviera hipnotizada, con todo el amor del mundo, con esa mirada que dice TE AMO, de una forma inconfundible.

Esa mirada que una vez recibí y también di. Recuerdo como se sentía estar ahí, haciendo absolutamente nada, simplemente mirándonos a los ojos, como si el tiempo se detuviera totalmente. Donde no hay nada mas, ni sonidos, ni distracciones, ni temores, ni obligaciones, ni nada que perturbe ese momento que podía durar horas y horas. Simplemente mirándonos, amándonos mutuamente.

Como extraño eso. Sentir esa paz, esa felicidad total, ese amor que pensé eterno (que ingenuo).

Película de mierdaaaaaaa!!!, ahora la tenía que ver?. Es verdad que ahora estoy muchísimo mejor que hace un par de meses atrás, pero este tipo de cosas me superan. Me prometí no llorar de nuevo por ella, no merece ni una sola lagrima mas de mi parte.

Ver esa escena y sentirla como la sentí me hizo flaquear de nuevo, por eso abrí rápido el blog para contarles. Me ayuda mucho.

Si alguien la quiere ver, se llama "Alexander the last".

1 comentario:

  1. Uy no nene!

    Te cuento un secreto. Una personita a la cual aprecio mucho una vez me dijo que los sentimientos no son ni buenos ni malos. Uno con los pensamientos puede controlarlos, ciertos pensamientos generan ciertos sentimientos. A vos el pensar en que la chica lo estaba mirando a él con ojos de "te amo" te detonó una cadena de pensamientos que te llevó a ponerte mal.

    Quizás esto que me dijo a vos te sirve. Yo, personalmente, le dije que es una mierda. Estar triste y sufrir es una mierda. No, no me morí por ello pero no deja de ser HORRIBLE.

    Gracias por leerme!

    Cariños

    ResponderEliminar

Comentá dale....