jueves, 1 de abril de 2010

Historia 5...the end

Era increible, lo que generaba en mi. Cada vez que nos cruzabamos, de cerca, en un pasillo, o en la puerta del curso, sentía como si el piso se me moviera un poco. Era muy raro, muy....no se. Claro que todo tiene un final.....

Llegamos a 5to de la secundaria, y por una u otra excusa nunca me animé a decirle lo que sentia por ella. Mas o menos fueron como 5 años, que me moria por esa mujer. Terminamos de cursar, tuvimos nuestra cena de egresados y cada uno empezo su vida de laburo o facultad.

Al poco tiempo, mas o menos promediando las vacaciones, me di cuenta que por mas que me gustara, por mas enamorado que este, la cosa no funcionaba asi. No podía seguir metido, seguir pensando en ella, añorandola, extrañando verla cada dia en el colegio. Decidí, muy a mi pesar, que era hora de empezar el proceso de olvidarme de ella. Sacarmela de la cabeza y abrirme a otras posibilidades, mas reales.

Iba a empezar la facu, conocer gente nueva, quien sabe, quizas alguien especial. Me lo plantee, desde el punto de vista, de que quizas todo ese enamoramiento, casi sin fundamento real, porque no nos conocíamos bien, de verdad. No habíamos tenido una larga charla para saber como pensabamos, ni sabiamos mucho de nuestros gustos, ni nada que me dijera un poco mas de ella. Pensé: "esto es mas platónico que nada, estas idealizandola y eso no es real". Si, ya se, no haber abierto la boca es de cagón, me comi los mocos, pero bueno, no lo podía hacer.

Luego de un par de años, me la crucé de casualidad en la facu a donde iba ella. Yo fui a hacer unos trámites, y la vi en la galería. Ella venia entrando, yo saliendo. Me miró sonriente, hermosa como siempre. Nos saludamos charlamos unos minutos, de como estabamos, que haciamos, como iba la facu etc. La típica charla de dos personas que no se ven hace mucho tiempo y las preguntas de rigor que hay que hacer. Nos saludamos nuevamente, y cada uno siguió por su lado.
Seguí caminando, luego de unos metros, me paré, me di vuelta y la vi alejarse. Cuando me subí al auto me di cuenta, recién caia. No se me movió el piso, no me saltaba el corazón, no me puse nervioso cuando hablé. Entonces, ahí me di cuenta, como diria Gaby, se acabó el amor.

2 comentarios:

andreita dijo...

Madurar, Superar, Aceptar... quizás sean todos sinónimos de esta situación.

Me gustó mucho este texto y además me sentí identificada con ese amor platónico de la secundaria, que, haciendo una estadística con un método extremadamente fidedigno, o más conocido como: "al tun tun", casi todos tuvimos :)

Besos!

Alba dijo...

Ay la magia del tiempoooo

Probablemente el final haya sido mucho antes de esa instancia solo que no lo asimilaste.

Dejaste de darte manija y ya no ocupaba un lugar (importante) en tu mente.

Cariños!