domingo, 25 de abril de 2010

Intruso....


Me olvidé de contarles ajaja. Les cuento: Aparentemente mi madre esta mañana cuando se fue para el baño que tenemos al lado de una cuartito, pasando el pasillo después de la cocina, encontró para su sorpresa un pequeño intruso.

Era un fucking ratón, comiéndose descaradamente el jabón de lavarse las manos. Como se imaginarán, pegó un pequeño grito que despertó a medio mundo. Nosotros vivimos con mis dos sobrinos uno de 10 y otro de 5 años. Como no puede ser de otra forma, los dos estaban eufóricos porque apareció un ratón en la casa ¬_¬. Bueno, parece que el ratón en cuestión, al escuchar a mi madre, emprendió la huida y se alojo detrás del bidé rápidamente. Mi madre, veloz en su pensamiento, tuvo la brillante idea de traer a mi perro cual sabueso con sed de sangre, para cazar al dentón masticador de cosas ajenas. Cabe aclarar que mi perro es PERRO, y no gato, se entiende?.

Cuestión que vino al rescate mi querido can. El muy torpe, hermoso, pero tooooorpe bieeen tooooorpe, se emocionó tanto cuando olfateó al indeseable colalarga, que empezó a correr de aquí para allá tratando de rastrearlo. En su frenética búsqueda, tiro todo lo que se puso en su camino al joraca, olfateo cada rincón del baño y del cuarto contiguo hasta que se quedó pegado al rincón detraes del bidé, seguro de haber encontrado el escondite de su presa.

Estuvo con la nariz metida ahí como media hora según mi madre. El muy idiota se masticó el caño de plomo del bidé!!! SI, ¬_¬ se inundo el baño.

Como era de esperarse, llamaron a quien les escribe, para que limpie y arregle el caño. Tengo cara de plomero?. La cosa es que lleve a mi perruno amigo de nuevo al fondo, le tiré un poco de alimento como "recompensa" de su descuidada labor y me puse a sacar el agua.

Como futuro ingeniero, debería de haber sacado de la galera alguna solución para el caño, pero no. fui un mortal mas y solo se me ocurrió atarlo. Al ver que no se solucionaba, (predecible) pensé en algún pegamento, pero no tenía nada, además un domingo tampoco iba a conseguir nada abierto, menos cerca de mi casa que no hay un puto kiosco.

Se me prendió el foquito! y pensé: es plomo, con una pinza lo aprieto un poco y lo cierro de una, genial!. No tan genial, lo hice, pero en cuanto cerré de un lado se abrió del otro y para mi suerte, fue justo donde esta la unión, así que no había forma de cerrar esa filtración.

Al final se cagó inundando todo, hasta que se quedó sin agua el tanque...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentá dale....