miércoles, 14 de abril de 2010

Martes 13 (ayer)....

Del martes 13 hay como distintas interpretaciones. Algunos creen que trae mala suerte, otros buena suerte y a otros les chupa un huevo.

No te cases ni te embarques ni de tu casa te apartes, dice el famoso dicho. Para mi el martes 13 es un día mas y nada mas. Pero ayer, parece que hizo efecto negativo, por lo menos para mi. Realmente la pasé mal, después de venir sintiéndome mejor día a día, ayer casi que tuve una recaída.

Al salir de clases, tardé un poco mas que de costumbre de irme a casa y sin razón alguna. Ho! causalidad, me la cruce a la innombrable, en la puerta. Ella entraba yo salia. Me sentí mal, físicamente mal. Estaba por bajar las escaleras, hasta el estacionamiento, y vi entrar el auto de su papá. Me acobardé, me quedé haciendo tiempo en la puerta aprovechando que estaban mis compañeros, haciéndome el que hablaba algo, esperando que pase y así poder salir tranquilo.

Cuando por fin subí al auto y me fui, me di cuenta que no me estaba sintiendo bien. En el camino trataba de despejar la cabeza, puse la música fuerte, dejé entrar el viento y que me pegue en la cara para tomar aire, pero nada servia. llegue a casa con una cara de orto importante. Mi vieja se dio cuenta al acto, pero por suerte para mi se hizo al boluda y no preguntó nada, como sabiendo ya de que se trataba. Me fui a conectar, le mande un msje a S, y me acosté. No estaba cansado, pero dormí mucho. me levanté a comer y a las 22:30 ya me estaba durmiendo de nuevo. Hacía mucho tiempo que no me acostaba tan temprano y lograba dormir toda la noche. Supongo que el cansancio era mental.

Fue un martes 13, que mala suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentá dale....