viernes, 16 de abril de 2010

Scrubs....

Bueno gente, tengo que empezar por contarles algo que venia evitando los últimos días.

Hace un par de semanas, mi viejo no se estuvo sintiendo muy bien así que fue a hacerse unos chequeos, entre ellos al cardiólogo. El medico le ordeno unos estudios y completados los mismos le sugirió que de forma urgente se hiciera otro, el de cateterismo. Mi papa, para que sepan, es de esas personas que el tienen terror, pánico a ir al medio, pero mas pánico a los análisis, estudios, todo, desde un simple análisis de sangre, ya parra el es una tortura.

Bueno, como les decía, después de eso fue por una segunda opinión, pero le dijeron lo mismo, así que después de patearlo una semana al tramite, saco turno. El estudio se lo hicieron hoy. Fuimos a las 07:00 am al sanatorio, se quedó internado en la sala coronaria. Con el había dos señores mas para hacerse estudios. Los tres pasaron por el mismo protocolo, se cambiaron, los ubicaron en sus camas, y quedaron ala espera que los llamen a quirofano para el estudio. Primero fue un señor muy simpatico con el que habíamos intercambiado unas palabras, dándose ánimos como para distender un poco. Entró, al rato salió, el medico llamo a la hija que lo estaba esperando y le hizo saber que su padre iba a necesitar una angioplastia para destapar una o mas arterias del corazón. Inmediatamente, la hija se fue a hacer los tramites para la intervención, que seguramente tendría lugar mas adelante. Luego fue el turno de mi padre. Entró a quirófano y no puedo explicarles la cara de terror que tenia en ese momento. Se lo veía blanco, pero el muy buena onda del enfermero que lo llevo le iba dando charla como para distraerlo un poco, gracias man!

Luego de un rato noté que se estaban demorando mas que el paciente anterior. Se lo dije a mi vieja, pero ella pensó que eran impresiones mias o no quison darme la razon para no preocuparse, supongo. Me empese a poner nervioso, no me gustaba esta anomalia de tiempos. Luego de unos minutos lo sacaron y lo vimos pasar en la camilla rumbo a la unidad coronaria de nuevo. Unos minutos mas tarde salio el medico encargado de llevar a cabo el estudio y como si estuviera viendo una de las tantas series sobre médicos que conozco y que vi, nos llamo. "Familia xxxx". Nos acercamos, el, se presento, "Soy el Dr. Fernandez, mucho gusto". Estaba viviendo esa típica escena, en donde el medico llama la familia del paciente, este se presenta y busca cuidadosamente las palabras para informarle a la familia sobre el estado del paciente, y que por lo general no son buenas noticias. No me gustaba nada como venia la mano. Nos dijo que tenia bastante obstruidas las arterias, que de todas formas tenia que revisar bien las imágenes estudiarlas y después juntarse con el medico que esta atendiendo a mi papa para analizar cual v a ser su tratamiento. En definitiva, no nos dijo nada concreto, excepto por decirnos que tenia muy tapadas las arterias.

Inmediatamente se despidió, y se fue. Con mi mama nos miramos y no sabíamos que pensar, pero pude notar la cara de preocupación, por la forma esquiva del medico de decirnos que le pasaba exactamente, era como una sensación de que no nos quiso decir todo, no todavía.
Esperamos hasta las 12:30 que nos dijesen algo mas, a esa hora nos permitieron ir a verlo pero todavía no teníamos el informe. A todo esto se acercaron amigos, tios, primos mucha gente hablando y preguntando como estaba, gracias a todos!!! (aunque no lean el blog).

Las visitas solo eran de 30 min, así que nos corrieron. Aprovechamos y fuimos a comer a casa. Después de comer mi vieja volvió al sanatorio y yo me quede por si en la oficina necesitaban algo, y porque necesitaba dormir un rato para recuperar el sueño.

Para tranquilidad nuestra, el medico hablo con mi papa y también con mi mama, lo que nos dejó mas tranquilos. Nos dijo que no era tan severo el daño en las arterias, como para decidir ya una intervención. Prefiere hacerle tratamiento, con medicamentos y ver como esta, como evoluciona y chequeos periódicos. Eso nos tranquilizo bastante, sobre todo a mi viejo, que esquivaba la operación.

Lo dejaron ir a la tarde, casi noche volvimos a casa por suerte sientiendose bien, cansado pero bien. A sus 71 años anda y anda, y si Dios quiere va a seguir andando como las pilas de duracell :)

2 comentarios:

  1. Un tierno, resultaste =)

    ♪♫ PILA PILA PILA ♪♫ decía el Pity =)

    ¡Y eso es lo importante!

    ¡Mucha fuerza para lo que venga, Sr! ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Hola te he leido en varios sitios.... Te sigo, visitame =)

    ResponderEliminar

Comentá dale....