martes, 29 de junio de 2010

Contalo, contalo....

Seguramente todos tienen sus historias, tragicas, tristes, divertidas, aburridas, otras llenas de felicidad. Muchos todavia recuerdan esos pequeños instantes de tiempo que por mas chiquitos que sean, ocupan un lugar dentro de sus memorias, que probablemente nunca se borren.

Para mí fue algo mas cotidiano de lo que me hubiera imaginado. Uno siempre recuerda el primer beso, el primer garche, el primer te quiero, el primer adiós, la primera vez que te rompen el corazón, la primera vez que te enamorás. Por eso lo primero siempre es lo primero. Bueno o malo, siempre se recuerda, es eso que nos abrió la puerta a otros mejores o peores.

Si bien, nunca me voy a olvidar de esos primeros que todos cuentan en alguna reunión con amigos, como ser el primer beso, etc., etc., para mí es algo mucho mas simple, chiquito, que aunque lo ponga en un ranking y ocupe el último lugar en importancia, por su contenido, es algo que si me descuido me hace largar una lagrima y es en donde no puedo sentir ningún rencor, bronca o enojo, simplemente me supera.

Ese momento se dio en un día como cualquiera. Ya hacía un tiempo que salia con la innombrable, y tenía la costumbre de ir a su casa los domingos a tomar mate y pasar la tarde con ella. Ese día, como cualquier otro, llegué, bajé del auto, toque el timbre y desde su portón, miraba atento a la puerta de su casa, esperando ver salir a quien me iba a atender, que por lo general era su mamá. Entonces salio ella, venía saltando como una criatura, casi corriendo, con una sonrisa de oreja a oreja, contenta de verme, como los chicos cuando bajan a recibir los regalos de navidad. Le brillaban los ojos, estaba feliz, y me hizo sentir eso que no les puedo decir que es, pero como dije antes, ocupa un lugar único en mi.

Ahora que leo lo que escribí, parece y suena a una pelotudez atómica. Muy cursi seguramente. Pero como este blog está para contar las cosas que me pasan, pienso y siento, ahí está.

Los convoco para que me cuenten (si es que quieren y pueden), 1 (una), una historia, anécdota, recuerdo, de ese gesto, de esa frase, de ese instante. Eso que a la distancia o quizas no tanto, todavia los hace suspirar. Eso que nunca se van a  olvidar, quieran o no. Un beso?, un gesto?, una caricia?, una sonrisa?, un te quiero?, un adiós?, una lagrima?.

5 comentarios:

  1. La innombrable es muy nombrada para llevar ese título...
    :P

    Un momento...
    Mmm...

    Pfff son muchos... voy a hacer como ruleta y el que salga, sale.
    A ver...

    En una fiesta, mucha gente en pedo, otros drogados.
    Era la primera vez que salía con el copista.
    Hambre de hace mucho.
    Poco espacio.
    Demasiado cerca uno del otro.
    Lo miré, me miró, sonreí, movió la cabeza, me agarró la cara y me plantó un beso.

    Besaso.

    Esas cosas que a veces pasan...

    ResponderEliminar
  2. Hago copy and paste de un post mio:
    "No hay un día que recuerde con más detalles que ese, es más, puedo cerrar los ojos y volver a estar ahí, revivirlo casi segundo a segundo…
    Amanecía a la mañana más perfecta de la historia, pero no fue más que eso, una mañana…
    Era la primera vez que le poníamos rostros a nuestras voces, que me subía a su auto, que sentía su perfume, que nuestras miradas se cruzaban, que escuchábamos juntos, en vivo y en directo, ese par de melodías simples… que nos sonrojábamos, (más él que yo), y que compartíamos algunas risas nerviosas…
    Era el día en el que nos dimos el primer beso y el último más largo… era el día del que acumulaba más recuerdos…era 26 de abril, corría el otoño de 2006, era la última vez que iba a sentir mariposas en la panza y simplemente no lo sabía…"

    Bsos guerrero!

    ResponderEliminar
  3. GUERRERO DE LUZ ME SUENA A NOMBRE DE TIPO QUE SE PONE ESO DE NICK Y ANDA DE LEVANTE EN EL CHAT, PUEDE SER? JAJAJA - DISCULPE SIR, FUE LA EMOCIÓN DEL MOMENTO.

    UN BESO LUCHAÓR, http://malatendida.blogspot.com :)
    TE ESPERO, TE ESPERO!

    ResponderEliminar
  4. no se como poner cara de enojado, pero aquí iría!!. No ando de levante, no levanto ni la tierra del piso, ademas no da en un blog, esto es nada mas que una forma que encontré de expresarme. El nombre se me ocurrió por una amiga que me recomendó leer el libro "manual del guerrero de luz" de paulo coelho. Lo recomiendo mucho!. Ha!, muy mal lo tuyo, no respondiste con la consigna ¡eso no se vale!

    besos...

    ResponderEliminar
  5. Me gusto tu blog!, quién no ha pasado por un desamor/traición...me he sentido tan identificada en tantos pasajes de la lectura y si bien la vida me ha dado revancha aún puedo sentir ciertas cicatrices y temores que me han quedado. Me tendrás de visita seguido!! =).
    Ahora cumpliendo con la consiga, tengo muchos momentos pero recuerdo cuando ví por primera vez a quien hoy es mi marido, nos conocimos por internet...él era de Mendoza y yo porteña, después de mucho tiempo de hablar/chatear me vino a buscar. Yo lo esperaba en Retiro, nunca voy a olvidar la sonrisa que tenia cuando me vió, bajó corriendo y me abrazo, después de las preguntas comunes con respecto al viaje y demás tonterias, mientras esperabamos el equipaje no sé porqué instintivamente le agarré la mano, no lo pensé sólo lo hice. Con el tiempo me he dado cuenta que ese fué el momento en donde de alguna manera acepté caminar de su mano por la vida. =)

    ResponderEliminar

Comentá dale....