martes, 19 de octubre de 2010

Everything that has a beginning has an end...(IV)

Y si....no quedaba otra que llamar por teléfono!. Menos mal que tenía crédito. Llamo a S:


yo: Donde están?
S: jajajajajaja, en el departamento!, donde estas vos?
yo: ¬.¬ Estoy acá, gritando como un enfermito mental, estoy mirando la puerta y no contesta nadie!
S: Porque ascensor subiste?
yo: o.0 (nota mental: acordarse de cagarla a palos). ¬.¬
S: Es que me olvidé de decirte!, hay dos torres, vos tenes que ir hasta el ascensor al final del pasillo, no el que esta en la entrada.
yo: Ah!!! bien vos....bueno ya voy.


Por fin llegué!. Salgo del ascensor y veo la puerta abierta, veo luz y escucho la tele, y siento el aroma a comida....mmmmmm (baba). Holaaaa, V alias Martita o Martu, estaba cocinando y S en el baño.Tiré el bolso, la mochila y me tiré en la cama....por Dios, no me levanto mas.


Nos saludamos, me contaron lo que fueron sus primeros día en la Feliz, comimos rico y en seguida nos cambiamos para ir rumbo a la playa.


Estas hdp, no tuvieron mejor idea que ir hasta la playa que quedaba mas lejos. Caminamos como 30 cuadras hasta que por fin llegamos, instalamos el campamento y me tiré en la arena a disfrutar de mi primer día de vacaciones. Por fin, lejos de todo, todo eso que me carcomía la cabeza, relajado, sol, mar, absoluta tranquilidad. Esto tenía muy buena pinta.


Pasamos la tarde en la playa, caminamos las 30 cuadras de vuelta al departamento y después de descansar un rato, nos preparamos para ver que íbamos a comer y después bañarnos y salir a bolichear. A la noche nos juntamos con mas gente que había viajado de acá, yo me sentía zapo de otro pozo, peor a esta altura me chupaba un huevo.


Salimos muy temprano, y después de juntarnos todos, decidimos que boliche visitar esa noche y encaramos con todas las ganas de pasarla bien.


Continuará....

2 comentarios:

Comentá dale....