miércoles, 27 de octubre de 2010

Para recordar...

Supongo que todos tenemos guardados en nuestra memoria esos momentos, esos gestos, miradas y frases que tanto lindos como feos se quedan en nosotros para adornar las historias que vamos tejiendo a lo largo de nuestra vida.

Para los que leyeron desde el comienzo o al menos alguna de las entradas del comienzo de este blog y las ultimas, habrán notado como cambió mi tono al escribir. Notaron seguramente un cambio. A los otros, que recién me leen, seguramente se quedarán con esta nueva imagen que tengo, este nuevo renacer y esta felicidad que encontré hace poco.

Como les decía, yo guardo muchos recuerdos, de todo tipo. Hoy voy a hacer hincapié en los lindos. Esos que te arrancan una sonrisa que a veces ni te das cuenta. Hice referencia a alguno de esos, creo, en un post viejo, no lo sé.

En este ultimo tiempo, comencé a recolectar nuevos recuerdos. Esta historia que comenzó hace muy poco, me hace pensar mucho, me hace ilusionar, y a la vez trae consigo un poco de miedo.

No sé si será apresurado, si las cosas van mas rápido que nosotros o no, pero hoy pudo decir que me volví a enamorar. Después de tanto dolor, tantas lágrimas, toda la desilusión, mucha tristeza, la peleé, me arrastré y me levanté.

Hoy estoy con todas las fuerzas renovadas y con todas las ganas.

Uno de los recuerdos de los que les hablé que son dignos de guardar para siempre, tiene que ver con lo que me dijo hace unos días. Estábamos charlando y de repente me dijo: "Me estoy enamorando perdidamente de vos". Sin dudas, lo MÁS lindo que me dijeron en la vida.

Los convoco a que me cuenten alguno de esos recuerdos que los hacen sonreír. Cualquier cosa, ya sea un gesto, un momento o una frase, lo que ustedes quieran.

6 comentarios:

  1. Que lindo poder sentirse asi!! la verdad todavia no m pude poner al dia con tu blog, me va a costar un toq aunq no dejo de leer!:P asiq no se como habra empezado la historia pero ya tngo ganas de saber!
    q andes bien y todo siga mejorr :)
    bsos

    ResponderEliminar
  2. Ay, estoy llorando como una tarada. ¡Me voy a buscar pañuelos!


    Besote enorme.
    :D

    ResponderEliminar
  3. Me olvidaba de la convocatoria.
    Supongo que, por el momento, nada supera ese:

    ¿Sabías que TE AMO?

    Para caerse de traste.

    Besotes, hermosura.

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo que cuando Dani me vino a buscar a Buenos Aires, a los pocos días pasamos por un lugar en donde yo desde chica ( sinceramente no sé porqué), siempre soñé que el día que me pidieran casamiento lo harían ahí, al llegar le hice el comentario sin darle demasiada importancia...no terminé de decir eso que se puso de rodillas y me dijo que él estaba seguro que yo sería la mujer de su vida y la madre de sus hijos y ahí mismo me pidió casamiento. Si bien pensaba más en la verguenza que me ocasionaban la mirada de los demás, el gordo seis años después cumplió la promesa y me convertí en su esposa.
    Hay gestos de todos los días, ayer por ejemplo me tocó censar tenia que estar a las siete de la mañana en el colegio de cabecera...a pesar de haber dormido dos horas nada más, se levantó me preparó el desayuno y me llevó hasta el lugar. Para los demás puede ser un gesto nada excepcional, pero ese compañerismo que me brinda día a día, me hace enamorarme cada vez más.
    Besos guerrero, =)

    ResponderEliminar
  5. Sin dudas es una de las cosas más linda que podemos llegar a oír!
    A mí me lo dijeron y fue hermoso! También es lindo poder sentirlo y dejárselo saber al otro...

    Hace poco mi novio me dijo:
    "Te encontré!" de una forma tan tierna que me hizo llorar. :)

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho!, comenzá a atesorar estos buenos momentos q mañana serán los más lindos recuerdos!...
    Hoy me escapo de la consigna xq se me vienen a la cabeza miles!.
    Bsos Guerrero!, chin chin por Ud. y x la afortunada!

    ResponderEliminar

Comentá dale....